Una verdad incomodísima

600-wind-2.jpg

El cambio climático se ha puesto de moda. Reciclar los residuos, ahorrar agua, encender la calefacción solamente lo necesario, coger el autobús o el metro en lugar del coche, cambiar las bombillas y las alcachofas de la ducha por otras más eficientes energéticamente…

Todas ellas acciones de bien en pos de la salvación de este precioso planeta que tenemos la inmensa suerte de habitar. Acciones que, no obstante, no muchos ciudadanos están dispuestos a llevar a cabo.

Una serie de preguntas surgen inevitablemente al acercarse a este candente asunto que encabeza la agenda diaria de los medios de comunicación: ¿Es real esta amenaza? Y, si lo es, ¿es inminente o va a tardar algún tiempo en llegar, y cuánto tiempo? ¿Podemos postergarla, paliar sus efectos o incluso evitarla?

Las respuestas a estas preguntas flotan en el limbo de la incertidumbre mezclada con la incredulidad, y muchas personas no quieren comprometerse en un proyecto en el que no creen.

El ex vicepresidente de los Estados Unidos Al Gore viene a decirnos que esta amenaza es más que real en el documental Una verdad incómoda, dirigido por Davis Guggenheim y protagonizado por él mismo, que se estrenó en 2006 con gran éxito.

Al Gore lleva mucho tiempo preocupado por el cambio climático, y este documental es una recopilación de sus ideas basadas en datos científicos, que ha dado a conocer en las numerosas conferencias que ha impartido en diversos lugares. Este filme es el cuarto de no ficción más taquillero de la historia de los Estados Unidos y ganador de dos Oscar de la Academia de Hollywood (Mejor Documental y Mejor Canción Original).

Gore dona todo lo que gana por él a la Alliance for Climate Protection, de la que es fundador y presidente. En octubre de 2007, el ex vicepresidente fue además galardonado con el Premio Nobel de la Paz.

El cambio climático entró en la vida de Al Gore cuando asistió a un curso en la Universidad de Harvard impartido por uno de los primeros científicos que midió la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera, Roger Revelle. A partir de entonces, este asunto se convirtió en una de sus prioridades, y su interés creció tras vivir una serie de circunstancias trágicas en su vida personal.

Éstas le llevaron a apreciar más la naturaleza y la conexión que como seres vivos los humanos tenemos irremediablemente con ella. En seguida empezó a indagar sobre el concepto de cambio climático y a atesorar información y resultados de investigaciones llevadas a cabo por científicos.

Una verdad incómoda es la plasmación en imágenes de este conocimiento que compendia lo que numerosos expertos vienen diciendo de un tiempo a esta parte: El clima de la Tierra está entrando en un proceso de cambio inducido por la acción humana que puede tener consecuencias catastróficas.

Entre los síntomas, o efectos, de este cambio que explica el documental, están los siguientes:

  • El número de huracanes de categoría 4 y 5 casi se ha duplicado en los últimos 30 años. (El huracán Katrina encontró el combustible necesario para su poder destructor en las aguas cada vez más cálidas del Golfo de México).
  • La malaria se ha extendido a mayores altitudes debido al incremento de temperatura. Es el caso de los Andes colombianos.
  • El flujo de hielo que se desprende de los glaciares de Groenlandia es más del doble que en la década pasada.
  • Se han documentado 279 especies que están reaccionando al cambio climático desplazándose lentamente hacia los polos.
  • Las olas de calor son más frecuentes e intensas.
  • Las sequías y los incendios son más habituales.
  • Las riadas son también fenómenos más frecuentes. (El Sahel africano, una de las zonas desérticas donde menos llueve del mundo, sufrió una catástrofe humanitaria por inundaciones el pasado septiembre).
  • El hielo del Ártico se derrite en mayor proporción cada verano. (El pasado verano la masa de hielo se redujo hasta un 60% de su superficie normal).

Esto es lo que ya está ocurriendo. Lo que va a ocurrir si no ponemos remedio (y puede que aun poniéndolo) es peor. El nivel del mar puede aumentar hasta engullir las costas de los continentes y con ellas países como Bangladesh y Holanda y ciudades como Venecia o Nueva York.

Las crisis humanitarias pueden causar miles de millones de pérdidas monetarias y sobre todo de seres humanos. El mar puede dejar de proporcionarnos alimento si lo seguimos maltratando como hasta ahora. Especies animales pueden perecer para los restos de la Historia sin remedio (el primer animal documentado desaparecido como consecuencia del cambio climático es el sapo dorado de Costa Rica, cuando las charcas en las que vivía se secaron).

Estos y otros escenarios oscuros han sido esbozados por científicos de todo el mundo y máquinas simuladoras capaces de predecir lo que ocurrirá a partir de una serie de variables.

Como pone de manifiesto el documental de Al Gore, la supervivencia de la especie humana está en manos de la especie humana, es decir, nosotros, y de nadie más. Aquí lo que está en juego no es que el planeta sea más o menos vistoso o que tenga más o menos osos polares; aquí lo que está sobre la mesa es el futuro de la especie animal casualmente más nueva en estos lares: otra vez, los seres humanos.

Sí, llegamos los últimos y armamos un pitote que puede costarnos un disgusto. Pero nuestra naturaleza puramente egoísta es precisamente la que nos impelerá a hacer algo al respecto, cuando seamos verdaderamente conscientes de qué es de lo que estamos hablando. Cuando el ser humano no sea más que agua pasada para el reloj del cosmos, una frase podrá resumir nuestra existencia: «Llegué, vi y vencí».

One comment

  1. El cambio climatico es un tema del cual he tomado conciencia ultimamente, gracias a pesonas como Berta Barona que no solo nos dan un remezon para crear conciencia de algo que lo vemos todos los dias pero creemos no nos afecta o afectara. Los efectos los podemos sentir cada uno ahora mismo, hay inclusive algunos que dicen «Ya es muy tarde». Cuando alguien a quien amas tiene una enfermedad terminal, que le dices? «ya es mu tarde» o haces hasta lo no permitido por darle una chance? Nuestro planeta somos todos, es muy tarde ya? No lo creo!! empecemos a crear conciencia y dejar nuestros estoicismo de una vez por todas!!!

    Gracias Berta y al equipo de http://www.ecines.net por dar su granito de arnea a un tema que nos cocierne a todos

    David

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies